Sánate comiendo logo íSánate comiendo!
María Sanchidrián Lavado

María Sanchidrián Lavado

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Granada. Formada en Educación Ambiental y en Coaching Nutricional. Trabaja en consulta ayudando a sus pacientes a cambiar sus hábitos alimentarios.

Disfunción eréctil


    Cuando la causa de la disfunción eréctil es orgánica y no psicológica, en la mayoría de los casos -un 60-80%- se trata de un problema vascular. De hecho, la disfunción eréctil es un predictor de un evento cardiovascular, ya que se adelanta al ictus o infarto unos 3 años. Aunque las posibilidades de padecerla se incrementan con la edad, la disfunción eréctil no es una consecuencia inevitable del envejecimiento.

    La arteria del pene tiene la mitad de diámetro que las arterias coronarias y es por ello que se obstruyen con mayor facilidad: la sangre no entra suficientemente en el pene y no existe una erección normal. Una placa de ateroma que todavía no has notado en el corazón, ya te ha obstruido la arteria peneana. Es un problema aterosclerótico, es decir, de placa de colesterol en las arterias, y se dice que aunque no tenga síntomas, un paciente con disfunción eréctil es un paciente cardíaco hasta que se demuestre lo contrario.

    Es importante destacar que afortunadamente éste es un problema que, si es de causa vascular, se soluciona con la alimentación. Sobre este tema no se suele hablar, pero lo cierto es que las ventas del fármaco Viagra aumentan cada año. No te mediques sin necesidad, recupera la salud con los alimentos correctos y evita problemas mayores.




Volver


"Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento"
-Hipócrates-